FAQ’S

Ortodoncia lingual Barcelona pide cita on line

Horario

Lunes y miércoles
09:00 – 13:00 h
15:00 – 20:00 h

Martes
08:00 – 13:00 h
15:00 – 20:00 h

Jueves
09:00 – 20:00 h

Viernes
09:00 – 16:00 h

Pide cita online

He leí­do y acepto la polí­tica de privacidad y el aviso legal


Los tratamientos de ortodoncia lingual no duran más tiempo que los tratados con la técnica convencional ya que los dientes se mueven igual con un tipo de ortodoncia que con otro. La diferencia reside en la pericia del ortodoncista. La ortodoncia lingual requiere unos conocimientos biomecánicos específicos para poder emplear la técnica y de una curva de aprendizaje. Es por ello, que es importante valorar la formación y la experiencia del ortodoncista antes de iniciar un tratamiento de ortodoncia lingual para alcanzar los objetivos deseados en el tiempo fijado.

¡Todo lo contrario! Los casos con sobremordida aumentada no sólo son más fáciles de corregir, sino que se corrigen más rápido que los tratados con los brackets visibles o por fuera. Al poner los brackets linguales en la arcada superior, colocamos unos topes de resina en los molares para que el paciente tenga una oclusión estable en trípode y no descemente los brackets. Eso hace que los dientes inferiores se muevan más rápido ya que no están bloqueados por los superiores.

Los brackets cementados por lingual ocupan un espacio mínimo pero suficiente como para interferir en el habla, especialmente los brackets superiores. Pero afortunadamente, este periodo de adaptación hasta recuperar la dicción perfecta suele durar de 3 a 10 días. Así, recomendamos practicar leyendo en voz alta los primeros días, para ir mejorando la fonación hasta conseguirlo. ¡No es difícil!

Cuando cementamos brackets, ya sea visibles o linguales, la boca necesita habituarse a esta nueva situación y es posible que salga alguna afta o llaga. Con los brackets visibles o cementados por fuera, las llagas salen por la mucosa perioral, y con los brackets linguales las llagas pueden salir en la lengua, pero no salen más llagas con la ortodoncia lingual. Para evitar al máximo estas llagas el ortodoncista debe no dejar filos cortantes o puntas de alambre. Si aparece alguna llaga, se debe utilizar cera de ortodoncia, que se aplicará y adherirá en aquel punto que pinche y así el elemento de roce desparece.

Los brackets linguales se descementan igual que los cementados por fuera de los dientes. Esto se debe o bien a un incorrecto cementado del ortodoncista, o bien al morder cosas excesivamente duras y que superan el poder de adhesión del bracket. Es por ello que recomendamos no comer quicos o frutos secos, pan duro, olivas con hueso o caramelos.

Existen artículos publicados que demuestran que con ortodoncia lingual no hay un mayor índice de caries sino todo lo contrario, hay más posibilidades de que aparezcan caries con mala higiene con brackets visibles o cementados por fuera de los dientes que con los cementados por lingual porque con el movimiento de la lengua al hablar y comer permite una autoclisis o autolimpieza de los dientes por dentro, disminuyendo la posibilidad de aparición de caries.

Cierto, la ortodoncia lingual es más costosa porque los materiales utilizados son específicos para cada paciente, es decir, se han de hacer a medida para cada diente. La razón es sencilla: los dientes por fuera son totalmente planos y se puede utilizar la misma base de brackets para todos los pacientes, pero los dientes por lingual son diferentes en todas las personas y las bases deben hacerse a medida para cada paciente, lo que encarece el material.
Por otro lado, las visitas al ortodoncista en los casos de brackets visibles o cementados por fuera duran entre 10 y 20 minutos, mientras que las visitas si llevas brackets linguales suelen durar de 20 a 40 minutos. Este mayor tiempo de tratamiento por parte del ortodoncista, hace que el coste sea mayor.

Cuál es el precio de la ortodoncia lingual  ı VER

Cierto, la ortodoncia lingual es una técnica más difícil que la ortodoncia vestibular o visible ya que la biomecánica es diferente y precisa de una formación específica. La curva de aprendizaje de la técnica es también mayor que la de los brackets por fuera, pero una vez adquiridos los conocimientos, se pueden tratar todo tipo de casos.

Efectivamente, los pacientes cuando llevan los brackets visibles o por fuera, lo que más ven son los propios brackets y no pueden apreciar con exactitud la evolución de su tratamiento. En cambio, los pacientes con ortodoncia lingual ven desde el primer día la evolución de sus tratamientos y pueden valorar mucho mejor el alineamiento de sus dientes.